Sobreentrenamiento. Consecuencias de pasar un límite Parte I

El sobreentrenamiento o síndrome de sobreentrenamiento es una entidad clínica de interés dentro del ámbito de la actividad física que condiciona el rendimiento del deportista. Por todos es sabido que uno de los principios del entrenamiento deportivo es el principio de sobrecarga pero excederlo puede ser la razón de un retroceso en el rendimiento y progresión del deportista. Conocer cuál es la frontera entre sobrecarga “funcional” y sobreentrenamiento será el objetivo buscado y para ello se estudian distintos parámetros que puedan servir de referencia para prevenir la aparición de este fenómeno negativo. En esta revisión se analizan diferentes artículos con el fin de poder establecer unos criterios diagnósticos y por tanto preventivos con la información recogida sobre el tema en los últimos años.

sobre entrenamiento

Foto cortesía de Dagwald

Como primera aproximación al concepto es necesario hablar de fatiga crónica. El Doctor José Alegre Martin (1) define el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) como una entidad clínica de nueva descripción que se caracteriza por fatiga intensa de más de seis meses de evolución, que no se recupera tras el descanso, que no es debida al ejercicio y empeora con el reposo prolongado, acompañada además de síntomas de predominio muscular (dolor, debilidad e intolerancia al ejercicio físico), disfunción neurocognitiva (alteración en la concentración, de la memoria inmediata y de trabajo y discapacidad para integrar nueva información), que condicionan al paciente una importante limitación funcional, tanto en las tareas de predominio físico como intelectual llegando a reducir en más del 50% el nivel de actividad diaria previo a la aparición de la enfermedad. Y la fatiga crónica asociada al deportista de elite es denominada sobreentrenamiento

Su diagnóstico se basa en el cumplimiento de dos criterios mayores y en la coexistencia de al menos 4 de una serie de criterios asociados (criterios diagnósticos de Fukuda), basados predominantemente en sintomatología muscular y neuropsicológica.

Criterios diagnósticos de Fukuda

Criterios mayores (deben concurrir ambos)

  1. Fatiga crónica persistente o intermitente durante 6 meses, que se presenta de nuevo o con inicio definido y que no es resultado de esfuerzos recientes; no mejora claramente con el descanso; ocasiona una reducción considerable de los niveles previos de actividad cotidiana del paciente
  2. Exclusión de otras enfermedades potencialmente causantes de fatiga crónica

Criterios menores: Deben estar presentes, de forma concurrente, 4 o más signos o síntomas de los que se relacionan, todos ellos persistentes durante 6 meses o más y posteriores a la presentación de la fatiga:

  1. Trastornos de concentración o memoria reciente.
  2. Odinofagia.
  3. Adenopatías cervicales o axilares dolorosas.
  4. Mialgias.
  5. Poliartralgias sin signos inflamatorios.
  6. Cefalea de inicio reciente o de características diferentes de la habitual.
  7. Sueño no reparador.
  8. Malestar post-esfuerzo de duración superior a 24 horas.

Tras delimitar la patología que se puede definir como base del síndrome de sobreentrenamiento, definiremos éste. Así J. V. Subiela (2) define el síndrome de sobreentrenamiento como un cuadro clínico caracterizado por una disminución marcada y  sostenida del rendimiento físico, con importante afectación neuroendocrina, alteraciones inmunológicas, aumento de los marcadores inflamatorios, incapacidad de recuperarse aún con disminución o cese de la actividad, deterioro en grado variable del estado de salud y afectación de la calidad de vida del deportista, ocasionado por entrenamiento excesivo, o recuperación insuficiente, unido frecuentemente a cambios en los hábitos de vida, o problemas de contenido emocional de distinta índole.

Recientemente se han establecido tres categorías para clasificar la severidad y consecuencias del exceso de entrenamiento:

  1. La extralimitación funcional (grado de severidad leve):  ocurre tras un período breve de sesiones de entrenamiento forzado que rebasa el nivel de tolerancia del atleta, generalmente unido a recuperaciones incompletas sucesivas, que ocasiona síntomas leves de sobreentrenamiento, pero que no afectan mayormente al atleta. Tras unos días de recuperación alcanza nuevamente su estado normal y puede proseguir sin limitaciones su programa de entrenamiento y competencias.
  2. La extralimitación no funcional (grado de severidad moderado): Representa un estado más avanzado de entrenamiento excesivo y pautas inadecuadas de recuperación. El atleta presenta síntomas característicos de un estado de fatiga residual que necesita un período de recuperación prolongado, que puede alcanzar entre varias semanas a varios meses. El atleta necesita supervisión médica y control de las variables fisiológicas y bioquímicas necesarias para evaluar sus respuestas, de la manera más objetiva posible.
  3. El síndrome de sobreentrenamiento (Grado de severidad alto): La caída del rendimiento es constante, la fatiga persistente y hay cambios significativos en las variables físicas, fisiológicas y bioquímicas, fundamentalmente de carácter neuroendocrino e inmunológico, con deterioro visible del estado de salud y afectación multisistémica. Su recuperación demanda una atención muy especial. En ocasiones está indicada la hospitalización o el ingreso en clínicas de recuperación para un mejor control médico y unos cuidados personalizados. La recuperación tarda varios meses, e incluso puede rebasar el año.
  4. En ocasiones el cuadro es extremadamente severo, presentándose una rabdomiolisis muy intensa y deterioro multisistémico que compromete la vida del paciente. Siempre requiere hospitalización, a veces terapia intensiva o al menos cuidados especiales. El cuadro clínico es muy aparatoso, con insuficiencia renal aguda, arritmias cardíacas, daño hepático y otros. Debe implementarse un plan  terapéutico agresivo y persistente. En algunos casos lleva a la muerte de la persona. Esta categoría tiene un bajo registro en nuestro medio, y suele ocurrir en instituciones donde ingresan personas de características normales, pero sin experiencia en actividades físicas intensas, que son sometidas a entrenamientos muy intensos con restricciones de líquidos y alimentos, escaso sueño, y que además se utiliza el ejercicio físico como castigo a las faltas de disciplina, como a veces ocurre en las escuelas militares y de policía

La incidencia y prevalencia del sobreentrenamiento es variable. En atletas olímpicos se ha reportado una incidencia entre el 10% y 28%, y de acuerdo a la nueva terminología, se ha estimado que entre el 20% y 60% de los atletas experimentan los efectos negativos de un entrenamiento excesivo, al menos una vez en su carrera. Los atletas encuestados, además del exceso de entrenamiento, señalaron otros factores, que podrían contribuir al sobreentrenamiento, tales como: exceso de viajes y competencias, disminución de los períodos de descanso, tiempo de recuperación insuficiente, y un estilo de vida “no muy saludable”. En el argot deportivo estos otros factores se denominan “cargas fantasma”. En las últimas décadas, el síndrome de sobreentrenamiento ha recibido una atención especial por parte de fisiólogos, médicos del deporte, entrenadores y atletas, porque constituye una seria amenaza tanto para el rendimiento deportivo como para la salud del deportista. Aunque no existe un cuadro patognomónico de sobreentrenamiento, se han reunido evidencias de índole clínica, fisiológica, bioquímica, inmunológica y psicológica que han permitido estructurar un plan de trabajo más coherente y armónico para la detección y diagnóstico de este síndrome.

Además de los elementos vinculados con la vida deportiva del atleta, en oportunidades confluyen una serie de factores, no relacionados directamente con el entrenamiento, que pueden comportarse como factores desencadenantes del sobreentrenamiento. Podemos mencionar:

  1. Enfermedad orgánica no diagnosticada o no controlada. En ocasiones el factor desencadenante es una enfermedad infecciosa, como una caries dental; o una enfermedad metabólica como la Diabetes Mellitus; o una enfermedad con componente alérgico, como el asma bronquial.
  2. Cambio en los hábitos alimentarios. Restricción calórica en la dieta con balance energético negativo. Ingesta insuficiente de hidratos de carbono y/o proteínas. Deficiencia de minerales y oligoelementos
  3. Cambio de residencia, con las implicaciones que ello conlleva.
  4. Desplazamientos a lugares geográficos con cambios importantes de latitud y/o altitud, sin tiempo suficiente para la aclimatación. En cuyo caso, el cambio de huso horario puede tener implicaciones en los ciclos circadianos hormonales. El aumento de altitud ocasiona disminución de la presión parcial de oxígeno y ello incide en el rendimiento, en los deportes de resistencia.
  5. Cambios en el horario y el tiempo de sueño.
  6. Cambio de entrenador.
  7. Situaciones personales y/o familiares adversas, con distrés emocional (defunción, separación, estudios, laborales…)

Las manifestaciones del sobreentrenamiento son diversas. Bandyopadhyay (3) y Calderón (4), distingue entre las manifestaciones simpáticas y parasimpáticas:

  1. Simpático: fatiga, irritabilidad, insomnio, falta de apetito, pérdida de peso, sudoración fácil, sudoración nocturna, cefaleas frecuentes, palpitaciones, sensación de pesadez y dolor punzante pecho, ritmo cardiaco rápido en reposo, metabolismo basal aumentado, ligera temperatura corporal elevada, retraso en el ritmo cardiaco de recuperación, incremento mayor de lo normal del ritmo respiratorio, menos tolerancia al estrés, pobre coordinación de movimientos, tiempo de reacción acortado , temblor de manos y estado de ánimo inquieto o depresivo
  2. Parasimpático: fatiga, calma, sueño normal, apetito normal, no cambio de peso, sudoración normal, no cefaleas, ritmo cardiaco normal, metabolismo basal normal, temperatura corporal normal, recuperación pulso cardiaco normal, no problemas respiratorios, movimientos torpes e incoordinados especialmente durante el ejercicio, tiempo de reacción normal y estado de ánimo normal.

Otra manera de describir los síntomas es por categorías como son clínicas, fisiológicas, neuroendocrinas y bioquímicas, inmunológicas, psicológicas, afectación del rendimiento físico y aspectos técnicos:

CLÍNICAS

  1. Irritabilidad.
  2. Inquietud.
  3. Dolor muscular.
  4. Sensación permanente de fatiga.
  5. Hiporexia o anorexia.
  6. Astenia.
  7. Nauseas, gastritis u otras manifestaciones gastrointestinales.
  8. Vómitos, diarrea, constipación.
  9. Pérdida de peso.
  10. Rabdomiolisis.

FISIOLÓGICAS

  1. Alteraciones en la frecuencia cardíaca en reposo, ejercicio y recuperación.
  2. Alteraciones en la presión arterial (hiper o hipotensión).
  3. Cambios respiratorios (taquipnea, hiperpnea, hiperventilación).
  4. Aumento del consumo de oxígeno en esfuerzos submáximos.
  5. Disminución de la eficiencia mecánica.
  6. Disminución de la masa magra.
  7. Aumento del metabolismo basal.
  8. Cambios en el ECG (onda T y segmento S-T anormales).

NEUROENDOCRINAS Y BIOQUÍMICAS

  1. Aumento de la concentración de urea.
  2. Aumento en la CPK.
  3. Balance nitrogenado negativo.
  4. Disminución de la hemoglobina.
  5. Disminución del hierro sérico.
  6. Incremento en la producción de ácido úrico.
  7. Aumento de la Proteina C- reactiva.
  8. Disfunción hipotalámica.
  9. Alteraciones endocrinas (catecolaminas, tiroxina, ↓testosterona, ↑cortisol, etc).
  10. Alteraciones del sistema nervioso autónomo (simpático, parasimpático)
  11. Disminución de la glutamina plasmática.
  12. Déficit de minerales (Zn, Co, Al, Mg, Mn, Se, Cu).

INMUNOLÓGICAS

  1. Aumento de la susceptibilidad a infecciones virales y bacterianas.
  2. Aumento de la susceptibilidad y severidad a las enfermedades en general.
  3. Incremento en los resfriados y alergias.
  4. Cefalea.
  5. Aumento de los leucocitos.
  6. Disminución de los anticuerpos (gammaglobulinas).
  7. Aumento de los marcadores inflamatorios, en particular de las citoquinas.
  8. Edema de los ganglios linfáticos.

PSICOLÓGICAS

  1. Fatiga mental constante.
  2. Inestabilidad emocional.
  3. Desinterés.
  4. Apatía
  5. Disturbios del sueño.
  6. Disminución de la concentración.
  7. Disminución de la autoestima.
  8. Depresión.
  9. Miedo a la competencia.
  10. Incapacidad de cumplir las metas.

RENDIMIENTO FÍSICO

  1. Disminución del rendimiento en general.
  2. Disminución de la tolerancia a la carga de entrenamiento.
  3. Disminución del tiempo que puede mantener el esfuerzo máximo.
  4. Disminución de la fuerza y la resistencia muscular.
  5. Requerimiento de un tiempo de recuperación mayor.

ASPECTOS TÉCNICOS

  1. Pérdida de la coordinación.
  2. Disminución de la capacidad para hacer frente a una gran cantidad de información.
  3. Dificultad para corregir las fallas técnicas.
  4. Repetición de los errores que ya fueron superados anteriormente.

(fin primera parte)

Bibliografía

(1) ¿Qué es el síndrome de fatiga crónica? Dr. José Alegre Martin. Coordinador de la Unidad del SFC. Hospital Universitario Vall d´Hebrón de Barcelona

(2) Subiela D. J. V., Subiela H., J. D. El síndrome de sobreentrenamiento: criterios diagnósticos y conductas terapéuticas. VITAE Oct- Dic 2011, nº 48

(3) Amit Bandyopadhyay A., Ishita Bhattacharjee I. and Papadopoulou K. Sousana. Physiological Perspective of Endurance Overtraining – A Comprehensive Update. Al Ameen J Med Sci (2012)5(1):7-20

(4) Calderon Montero F.J. Fisiopatologia del sobreentrenamiento. IV Congreso Internacional Universitario de las ciencias de la salud y el deporte. 2010

(5) Meeusn, R., Duclos M. Gleeson M. Rietjens G., Steinacker J, Urhausen A. Prevention, diagnosis and treatment of the Overtraining Syndrome European Journal of Sport Science, March 2006; 6(1): 1 – 14

(6) Izabel Cristina Provenza de Miranda Rohlfs, Lourenço Sampaio de Mara, Walter Celso de Lima and Tales de Carvalho. Relationship of the overtraining syndrome with stress, fatigue, and serotonin. Rev Bras Med Esporte  Vol. 11, Nº 6 – Nov/Dez, 2005

(7) Suay F., Sanchís C. y Salvador A. Marcadores Hormonales del síndrome de sobreentrenamiento. Revista de psicología del deporte (1997) 11, 21-39

(8) Tohru Ishigaki, Katsuhiro Koyama, Junzo Tsujita, Nobuo Tanaka, Seiki Hori and Yoshitaka Oku Plasma Leptin. Levels of Elite Endurance Runners after Heavy Endurance Training. J Physiol Anthropol Appl Human Sci, 24: 573–578, 2005

(9) Dominguez Herrera R. Ferritina: Parámetro Fundamental en el Control Bioquímico del Deportista PubliCE Standard · 2013

(10) Ramo Alvarez J.J. Estado actual de la detección y diagnóstico del sobreentrenamiento . IV Congreso Internacional Universitario de las ciencias de la salud y el deporte, 2010

(11) Bonete Torralba E., Moya Ramón M. y Suay F. i Lerma La escala de fatiga de POMS y el cortisol en saliva como indicadores del impacto del entrenamiento deportivo.

(12) Suay F. Ricarte J., Salvador A. Indicadores psicológicos de sobreentrenamiento Y agotamiento. Revista de Psicología del Deporte 1998

(13) Libro actas IV Congreso internacional Universitario de las Ciencias de las Salud y el Deporte. Sanitas Madrid 2010.

(14) Kreher J., Schawrtz J. Overtraining Syndrome: a practical Guide. Sports Health 2012 vol 4 n.2 128-138

(15) Díaz Molina V., Díaz Martinez E., Belen Peinado A., Benito P.J., Claderón F.J. Sampedro J. Control Biológico del sobreentrenamiento en un mesociclo precompetitivo en triatletas de élite: Un estudio Piloto. Archivos de Medicina del Deporte Volumen XXVII, nº 135 2010: 31-40

(16) Castinel B., Adam P., Prat C. Mourlanette P. Lung abscess in a professional rugby player: an illustration of overtraining syndrome? Br J Sports Med 2007;41:696–698

(17) Camacho V, Estorch M, Serra-Grima R. Gammagrafía miocárdica con 123I-MIBG en el síndrome de sobreentrenamiento. Revista Española de cardiologia2006;59:748-9.

Pin It

Un pensamiento en “Sobreentrenamiento. Consecuencias de pasar un límite Parte I

  1. Muy interesante. Sin duda, el entrenamiento es importante pero marcar y sobre todo conocer los límites de cada uno, es fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.