Recomendaciones para el descenso y mantenimiento de peso. Parte III

¿Qué pasa con tu peso en invierno?

Estimado lector, si no leíste aun la parte dos, le recomiendo su lectura en el siguiente enlace.

post-descensoPesoIII

¿Eres una de esas personas que en invierno subes unos kilos? ¿Por qué pasa esto?

Hay tantas explicaciones como colores. Aquí van algunas:

Muchas personas están menos activas en invierno.

Otros dirán que es nuestra memoria genética. Cuando nuestros antepasados aumentaban sus reservas grasas para épocas con menos disponibilidad de alimentos.

Para algunos, es la consecuencia de un trastorno afectivo estacional. Por el cual además de tener el ánimo algo bajo, aumentamos de peso.

Por aburrimiento, eres de los que tienen menos activad social en épocas más frías.

Al disminuir la temperatura corporal, buscas alimentos calientes y con más calorías.

Algo cultural. Son costumbre las comidas más pesadas en esta época del año.

Sea cuál sea tu caso, si quieres mantener el peso durante el invierno sigue los siguientes consejos:

Incluye verduras crudas, no solo cocidas. Con ello aumentas el aporte de vitamina C y antioxidantes. Son de buena calidad nutricional, con bajas calorías.

• Caldos de verduras y sopas. Comienza todas tus comidas con una sopa.

Infusiones, para mantenerte caliente.

Buen aporte de frutas.

Pescado, al menos dos veces por semana. Si puedes más, mejor. Complementa tu ingesta de proteína con carnes y huevos.

Cocina tus alimentos al vapor, puedes usar cazuelas, wok o soufflé.

Mantén una buena hidratación.

La memoria Genética, una disminución de la serotonina o el efecto de la melatonina sobre el organismo, ha llevado a algunos países a utilizar un protocolo de tratamiento para regular los hábitos alimenticios durante los meses de frío:

1. Aumentar la ingesta de proteínas, disminuir la de carbohidratos.

2. Aumentar el omega 3.

3. Aumentar la actividad física, ya que aumenta los niveles de serotonina.

4. Priorizar bebidas calientes.

5. Aumentar la exposición a la luz natural

No importa si es la temperatura, tus genes, la luz diurna o las comidas que hace tu abuela. Ya tienes un plan para mantener tu peso durante el invierno.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.