Recomendaciones para el descenso y mantenimiento de peso. Parte II

Estimado lector, si no leyó aun la parte uno, le recomiendo su lectura en Recomendaciones para el descenso y mantenimiento de peso. Parte I.

post-RecomendacionesDescensoMantenimientoPesoII

Se acercan las fiestas, es un buen momento para cuidar tu salud y terminar este año tiendo en cuenta los siguientes consejos:

Ejercicio físico, siempre supervisado por un médico

¿Cuál? ¿Aeróbico o de musculación?

El metabolismo de las personas con sobrepeso u obesidad no funciona igual que el de las personas con normopeso. Además, la respuesta al ejercicio físico no es la misma en todos.
Según los últimos trabajos científicos, es más adecuado el trabajo de musculación, tanto para la pérdida de peso como para su mantenimiento.
Al realizar una dieta, el foco está puesto en la pérdida de masa grasa y el mantenimiento de la masa muscular. Por ello, con un adecuado aporte de proteínas y una actividad física programada por el médico, mantendremos o aumentaremos la masa muscular.

Una vez se ha alcanzado el peso deseado, hay que mantenerlo. Para lograrlo, uno de las claves es conservar la masa muscular ya que, además, se eleva el gasto metabólico.
Lo ideal es hacer una tabla breve y entretenida en forma de estaciones o circuitos. Como mínimo 15 minutos, tres veces por semana. Tienes que buscar algo que te guste, para que lo sigas haciendo. Puedes variar, lo importante es moverse.

Come, sólo cuando tengas hambre

Parece muy simple, pero cuenta las veces al día que comes y cuántas de éstas realmente fueron por hambre. Si fueron la mitad, tienes bastante registro de tu apetito.

¿Cuántas veces comes por otras razones?

Por aburrimiento (“ni me di cuenta, estaba aburrido”), porque otra gente come, porque es gratis o hay una oferta (es una tentación muy fuerte dejar algo que ya está pagado), los que tienen el sí fácil o por educación (“no podía decir que no, me invitaron”), el síndrome del plato reluciente (esos que no pueden parar hasta que no queda nada) o gente que asegura que “la comida les llama”. Pero de entre todos estos motivos, destacamos las razones emocionales:

  • Ansiedad, “de los nervios me comí todo”, “estaba estresado, entonces comía”.
  • Alegría, “para festejar, salimos a comer un banquete”… Cuanto más importante parece el evento, más comida.
  • Tristeza, “venia tan mal, que necesitaba darme un gusto”.
  • Rabia, “tenía un enojo, que comí un kg de helado”.

Son muy diversas las justificaciones que la gente encuentra para comer demasiado, y que nada tiene que ver con el apetito. Es un buen aprendizaje, hacer una pausa antes de comer y preguntarnos si realmente tenemos hambre o es otra razón. Solo si descubrimos que no es por hambre, podemos hacer frente a la verdadera razón.

En la parte tres, trataremos algunos temas polémicos…

Pin It

Un pensamiento en “Recomendaciones para el descenso y mantenimiento de peso. Parte II

  1. Muy buenos los consejos del Dr. Alvarez. Un clásico ya de este blog.
    Siempre es bueno recordar estos temas antes de las fiestas.
    Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.