Recomendaciones para el descenso y mantenimiento de peso. Parte I

NO espere el momento perfecto.

Hay que elegir un momento razonable y comenzar.
No postergarlo.
No utilizar la falta del momento ideal como una excusa para no hacer nada.
No es necesario empezar la semana que viene, el lunes, el mes que viene, después de las vacaciones, etc.

NO abandonar ante la primera dificultad.

Siempre hay pruebas, momentos difíciles, desafíos.
Para superarlos hará falta: planear, anticiparse, ser flexible, pedir ayuda, estar convencido.
Para mantener el peso logrado tiene que incorporar nuevos hábitos de alimentación a su vida cotidiana. Su vida cotidiana no es perfecta.

  • Necesita objetivos claros

    Hace falta tener objetivos claros, medibles, objetivables.
    Objetivos de corto, mediano y largo plazo. Conviene escribirlos, serán su mapa, así realizará un seguimiento de los mismos, para mantener el rumbo.
    Evaluar el progreso, cuando se alcanzan las metas.
    Si hace falta, modificar los objetivos.

  • Recomendaciones para el descenso y mantenimiento de peso. Parte I

NO utilizar la balanza como único parámetro de progreso.

Existen variaciones de peso diarias, estacionales, hormonales, por infecciones, etc. Hacen que no sea un punto de referencia óptimo.
Conviene tener además otras referencias que son mas importantes, por ejemplo:
Análisis de sangre, mejoras en los valores de colesterol, triglicéridos, glucemia, insulina, etc.
Medir la presión arterial, seguir su mejoría.
Otra referencia puede ser disminuir o suspender algunas medicaciones, al mejorar su conductas alimentarias mejoran las enfermedades que pueda tener. Siempre bajo control médico.
También: medidas, talla, vestimenta. “Ese jean que no te entra“.
Otra forma de progreso es lograr que pueda hacer cosas que antes no podía realizar a gusto.
¡Disfrutar!
Estos parámetros descritos tienen que ver con la calidad de vida.

  • ¿Cómo quiere vivir su vida?
  • ¿Qué clase de ejemplo le está dando a su familia? ¿Cree que las conductas no se copian?
  • NO hacer un tratamiento que va en contra de su fisiología, en contra de cómo funciona su cuerpo.

Esto está destinado al fracaso como mínimo, pudiendo tener consecuencias negativas para su salud. Si deja de realizar los parámetros, volverá al peso inicial y tal vez más.
Por ejemplo, un tratamiento con fármacos (diuréticos, laxantes, anfetaminas, antidepresivos, etc.), privar a su organismo de nutrientes por períodos prolongados o tener una rutina de ejercicios exagerada.

NO reconocer que es adicto a los carbohidratos.

Aquellas personas que son adictas a los dulces, harinas, jugos, gaseosas, etc.
Son aquellos que piensan en éstos todo el tiempo, quien los tiene siempre cerca, come dulces varias veces por día. Si los deja, tiene un cuadro de abstinencia.
Admitirlo es el primer paso. Luego, hay que hacer un plan para afrontarlo.
La adicción se mantiene por lo que come, que retroalimenta el circuito en el cerebro.
Estas sustancias son altamente adictivas por el lugar dónde actúan en el sistema de recompensa.
La industria alimentaria conoce este efecto y lo aprovecha.
Están presentes en todos lados.

Sobre el “efecto rebote”

Tener presente: si vuelve a comer lo mismo, pesará lo mismo, sin importar el tipo de dieta que haya realizado.
Lo recomendado es hacer un tratamiento completo, a conciencia, lograr el peso objetivo. Adquirir nuevos y mas saludables hábitos de alimentación e incorporar actividad física apropiada a su vida, de forma permanente.

  • a – No es saludable realizar múltiples dietas. Una tras otra, de forma incompleta.
  • b – El cambio constante de peso produce stress en las vías metabólicas/ hormonales. Llega un momento, que éstas empiezan a fallar.
  • c – La repetición de dietas produce un descenso del gasto metabólico. Reduciendo las chances de éxito en tratamientos posteriores.
  • d – Con algunas dietas, se pierde músculo y grasa en igual proporción.
  • Cada vez que la hace, pierde músculo. Con esto, disminuye su gasto metabólico. Si aumenta de peso, será a expensas de mayor grasa. Va cambiando su relación corporal de grasa/músculo. Evite realizar este tratamiento.
  • e – La repetición también hace que cada vez tenga menos confianza, entusiasmo y siga menos los requisitos de un tratamiento.

Pin It

2 pensamientos en “Recomendaciones para el descenso y mantenimiento de peso. Parte I

  1. Muy interesante los conceptos de tener un plan a corto y largo plazo, los parámetros para medir el descenso de peso, y la adicción a los hidratos de carbono.

  2. Es de relevancia no perder el objetivo y vital importancia la disciplina los procesos biológicos se llevan a cabo en un micro-ambiente y simultáneamente equilibrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.