¿Qué es un radiólogo?

El Doctor José Luis del Cura Rodríguez, presidente de la SERAM, nos desvela todos los secretos de la radiología con motivo del Día Internacional de la especialidad, que se celebra el 8 de noviembre a lo largo y ancho del mundo.

post-radiologia

¿Qué es un radiólogo?

La especialidad de Radiodiagnóstico (más conocida popular e internacionalmente como Radiología), nacida en el año 1.895 a partir del descubrimiento por Roentgen de los Rayos X, es una de las especialidades médicas más jóvenes y, sin embargo, goza de una presencia e influencia decisivas en la medicina moderna. Según la OMS, el 80% de las decisiones médicas en el mundo desarrollado se toman con el apoyo de las pruebas radiológicas. El radiólogo es un médico clínico que utiliza la imagen médica (no sólo los Rayos X sino también la Resonancia Magnética o la ecografía) para ayudar al diagnóstico y el tratamiento del paciente.

Con un desarrollo tecnológico vertiginoso en los últimos 25 años (ecografía, tomografía computarizada, resonancia magnética, imagen molecular), la Radiología se ha reinventado a sí misma repetidas veces. El radiólogo actual no es solo un técnico que interpreta imágenes, sino un clínico más, un radiólogo consultor y realiza no solo diagnóstico, sino también intervencionismo mínimamente invasivo guiado por imagen.cabeza

Y algo muy importante para el que se está planteando elegir una especialidad: la radiología es una especialidad amena, siempre fascinante y que permite una actividad muy variada. El síndrome del médico quemado es excepcional entre los radiólogos. Por otra parte, la radiología es la especialidad más demandada por los médicos que buscan una nueva especialidad tras no estar satisfechos con la que eligieron inicialmente.

¿Cuáles son las subespecialidades de la radiología?

Las áreas en que se divide la Radiología son:

  • Neurorradiología. Incluye, además del sistema nervioso, cabeza y cuello y el intervencionismo neurorradiológico, con procedimientos terapéuticos de alta complejidad.
  • Radiología abdominal. Incluye digestivo y genitourinario. Es la parte de la Radiología con mayor volumen de exploraciones. Utiliza técnicas muy avanzadas.
  • Radiología de la mama. Auténtico pilar del manejo del cáncer de mama. Incluye todas las exploraciones y procedimientos guiados por imagen en mama.
  • Radiología músculo-esquelética. Ha experimentado un gran crecimiento. Incluye una gran variación de técnicas de imagen (radiografía, ecografía, Tomografía Computarizada y Resonancia Magnética).
  • Radiología pediátrica. Con un marcado énfasis en el uso de técnicas que no impliquen usar radiaciones ionizantes. El manejo de los pacientes pediátricos no se concibe sin la intervención del radiólogo pediátrico.
  • Radiología torácica. Altamente especializada. Base del manejo de las enfermedades torácicas.
  • Radiología vascular e intervencionista. En ella el radiólogo realiza procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos que incluyen el tratamiento de lesiones vasculares, tumores, etc.

¿En qué consiste el trabajo de un radiólogo?

Uno de los aspectos más gratificantes de la Radiología es su impacto en el cuidado del paciente. La clave del tratamiento de las enfermedades, y posiblemente el proceso más complejo, es la realización de un diagnóstico exacto, sin el cual, el tratamiento nunca es adecuado. En la inmensa mayoría de las especialidades médicas las exploraciones radiológicas son la base del diagnóstico de las enfermedades. El radiólogo informa al médico que trata al paciente sobre la enfermedad que tiene o su extensión, o emite un diagnóstico diferencial y recomienda nuevas exploraciones para afinarlo.

La radiología requiere a menudo la utilización de varias técnicas de imagen, conjunta o secuencialmente, y la selección de esas técnicas es responsabilidad del radiólogo. En la medicina moderna, los médicos dependen del radiólogo en más del 80% de las decisiones que toman. La existencia de radiólogos bien capacitados es absolutamente imprescindible para que cualquier organización sanitaria pueda ofrecer una atención adecuada a sus pacientes, y eso es algo que todos los profesionales de la Medicina conocen de sobra.

Los radiólogos son claves para evaluar la extensión de una enfermedad. Esto es particularmente importante en los tumores malignos porque el grado de extensión por lo general determina el tratamiento. Pero la radiología es imprescindible también en otras especialidades. Por ejemplo, para asesorar a los cirujanos sobre la técnica apropiada a emplear en los procedimientos quirúrgicos, o para evaluar la respuesta a diferentes tipos de tratamiento y su resultado.cadera

Los radiólogos son componentes imprescindibles de los Comités multidisciplinarios, que son el pilar de la medicina moderna, especialmente en lo que hace referencia al tratamiento del cáncer. En ellos, especialistas en oncología, patólogos y radiólogos valoran la historia, la exploración clínica, la patología y, sobre todo, las exploraciones radiológicas y deciden en conjunto los planes de tratamiento adecuados. En ellos la opinión del radiólogo es la clave para valorar la futura actitud a adoptar en cada caso.

El radiólogo también cura: la radiología intervencionista

El desarrollo de la cateterización vascular hizo posible obtener imágenes de los vasos. Posteriormente, se utilizaron las mismas herramientas para llevar a cabo procedimientos terapéuticos desdedentro de los propios vasos. Así, se usaron balones para dilatar estenosis vasculares, la denominada angioplastia, procedimiento que posteriormente se aplicó a cualquier estructura tubular del organismo como vías biliares y urinarias. Igualmente, se comprobó que los vasos podían ser bloqueados mediante la inyección de partículas o colocación de espirales. Este procedimiento, denominado embolización, se usó para controlar hemorragias que ponían en peligro la vida del paciente, para reducir tumores o fibromas uterinos, y para tratar malformaciones vasculares o aneurismas.

Las técnicas de radiología intervencionista han cambiado radicalmente el manejo de las enfermedades neurovasculares. Permiten tratar aneurismas cerebrales sin las complicaciones causadas por la cirugía, o eliminar trombos del interior de los vasos en pacientes con ictus agudos para salvar la mayor cantidad posible de tejido cerebral.

Pero la radiología intervencionista también se aplica fuera del sistema vascular. La posibilidad de usar la ecografía o la tomografía como técnicas de guiado para realizar procedimientos permite, por ejemplo, realizar mediante técnicas mínimamente invasivas el drenaje de abscesos, las biopsias o la colocación de endoprótesis. En el sistema musculoesquelético, la variedad de tratamientos percutáneos que se pueden realizar es enorme. Entre ellos se incluyen diferentes procedimientos terapéuticos para el dolor, el tratamiento de la hernia de disco, la vertebroplastia, o los tratamientos de lesiones articulares, musculares y tendinosas.

Uno de los campos en que la Radiología Intervencionista ha experimentado un mayor crecimiento es la Oncología. Tratamientos como la inyección intraarterial de agentes quimioterapéuticos o embólicos (quimioembolización) o la eliminación de tejido tumoral por aplicación local de energía térmica (ablación por radiofrecuencia, microondas o crioablación) forman parte de los algoritmos terapéuticos estándar de muchos tumores.

¿Existe un campo de investigación activo en esta especialidad?

La investigación en el ámbito de la Radiología es una actividad completamente abierta, propicia y en alza para cualquier iniciativa, por la gran cantidad de ámbitos de aplicación que la propia especialidad brinda. Adquiere, por su condición transversal, una perspectiva privilegiada y protagonista adaptada a cualquier área del conocimiento médico.

Posibles campos para la investigación en Radiología incluyen la introducción de nuevas técnicas o sus aplicaciones, la evaluación de su eficacia y la gestión de recursos. Por otra parte es habitual que, dado el papel central que la imagen proporciona en la valoración del estado de la enfermedad, los radiólogos sean requeridos para apoyar investigaciones realizadas por clínicos de otras especialidades.

¿Qué medidas de seguridad son necesarias en la radiología?

El riesgo de radiación para el paciente es mínimo, ya que está limitado por las medidas de protección establecidas en la legislación. Asimismo, el radiólogo debe utilizar sus conocimientos y formación para reducir al mínimo otros riesgos que se derivan de los procedimientos radiológicos.pie

Igualmente, y debido a su trabajo con radiación, los radiólogos están sujetos a controles legales para asegurar que no se ponen en riesgo ellos mismos o el resto del personal. En la práctica los radiólogos no se exponen nunca a la radiación, ya que trabajan fuera de las áreas de exploración. La única excepción son quienes realizan exploraciones intervencionistas bajo radioscopia. Pero incluso estos se encuentran sujetos a medidas estrictas de radioprotección que incluyen desde una formación específica hasta protectores corporales que evitan que se expongan a riesgos significativos por la radiación.

¿Qué trabajo realiza el radiólogo?

Para la mayoría de los radiólogos su trabajo habitual es muy variado e incluye actividades que van desde la elaboración de informes sobre estudios diagnósticos hasta la programación de exploraciones o la realización de procedimientos. Los perfiles de los puestos de trabajo pueden ser muy variados.

Muchos radiólogos, especialmente los que trabajan en hospitales pequeños o en consultas de radiología, proporcionan un servicio en todo el espectro de la especialidad, a menudo usando la mayor parte de las técnicas de imagen.

En los centros más grandes muchos radiólogos pueden centrarse en un área clínica específica y pueden trabajar exclusivamente con subespecialidades clínicas concretas. Estos radiólogos suelen adquirir un alto nivel de experiencia y conocimientos en la subespecialidad y pueden desarrollar relaciones de trabajo muy estrechas con sus colegas clínicos.

También hay cargos académicos en los hospitales universitarios. Estos son especialmente adecuados para aquellos a quienes les gusta la docencia o la investigación. Sin embargo, investigación y docencia no se limitan a los radiólogos con cargos académicos. Hay muchas oportunidades para la enseñanza en todos los niveles en la Radiología, tanto en la formación de los radiólogos jóvenes como del personal técnico, estudiantes o colegas de otras especialidades.

Los radiólogos pueden también desempeñar cargos de gestión en sus servicios. Además, y debido a que la Radiología interactúa con muchas áreas, los radiólogos de los servicios hospitalarios llegan a ser bien conocidos en sus instituciones y no es excepcional que sean reclutados para asumir niveles superiores de dirección. Algunos radiólogos han asumido funciones en los organismos gubernamentales y otros pueden participar en la dirección de las sociedades profesionales y científicas. Estas funciones son adecuadas para las personas con capacidad de liderazgo que están dispuestos a dedicar su tiempo a esta labor.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.