Pasos básicos para hacer una presentación en público

Puede ser que hayas hecho ya presentaciones en público o puede ser que no. No obstante, tener o aumentar nociones sobre oratoria para un congreso o para una simple exposición ante un pequeño grupo de personas, a menudo, suele ser útil.

Cuando realizo sesiones de coaching para emprendedores que necesitan tomar confianza al hablar en público, suelo preguntarles sobre qué puntuación le dan a su autoestima y confianza. Tener seguridad ante este tipo de situaciones, es algo que se puede trabajar con Coaching.

Lo primero es prepararse. Tener experiencia y conocimientos sobre lo que vas a hablar. Dice un amigo mío, Ruperto, que hay que tener preparadas hasta las improvisaciones. Quizá te parezca exagerado, aunque nunca se sabe.

En las etapas básicas de una presentación, puede ser que te olvides de algo básico e importante. Tú eres el instrumento que vas a utilizar para la charla. Ya sé que es de Perogrullo, pero es cierto. Tienes que:

  1. Estar con una actitud positiva.
  2. Utilizar los posibles nervios iniciales, como apoyo poderoso en tu presentación.
  3. Hacer ejercicios de estiramientos y movimientos de cuello que te “suelten”.
  4. Estar centrado previamente a la charla. Desconectarse de posibles interrupciones 10 minutos antes.

presentaciones medicas

Puedes revisar estas 5 claves para comunicar tu mensaje, que pueden aportarte ideas sobre cómo enfocar la charla. Tu charla se convertirá, más pronto que tarde, en una historia. Las historias enganchan. Aquí aplicas el Storytellig.

Si estas historias se apoyan visualmente, es cuando debes hacer hincapié en el pensamiento visual o “Visual Thinking”.

Las etapas se dividen en 3 fases.

La primera sería “Introducción y acogida”. Las etapas de esta fase son:

  1. Ajustar la postura y la presencia no verbal. Tu postura debe transmitir seguridad y que estas aquí y ahora. Evitar mirar al suelo para concentrarse. En la comunicación el 55% es la parte no verbal, el cómo te muestras. El tono de tu voz es el 33%… el resto, lo que cuentas. Haz cálculos y descubrirás lo importante que es este punto.
  2. Un comienzo para captar la atención, que capture mental y emocionalmente. Hay que preparar un comienzo exento de muletillas. Habla de algo personal al principio o que tenga claramente que ver con tu audiencia… o cuéntales una historia… Así es como producirás el enganche emocional.
  3. Establecimiento de un marco que encuadre el mensaje y el propósito. Redacta una única frase que concrete la idea a comunicar en tu charla. El mensaje debe ser brillante y valioso.
  4. Comunicar el objetivo o dejar claro qué no se va a comunicar. Tu mensaje debe ser claro y conciso. Si crees que debes informar de lo que no vas a charlar en esta ocasión,  hazlo. Hazte previsible.
  5. Involucrar a toda la audiencia. Explica tu idea alrededor de una historia, de un caso de éxito, por ejemplo. Haz preguntas y no dejes de mirarles. Ellos te darán las pistas sobre cómo puedes continuar tu charla.
  6. Establecer los puntos a tratar o no estratégicamente, según el tipo de presentación. Despliega los temas a tratar en tu presentación. Sólo los necesarios para dejar espacio  a la sorpresa. Recuerda que el lenguaje que utilices habla de ti.

La segunda fase sería la que denominaríamos “Desarrollo”. Las etapas de esta fase son:

  1. Exponer, enlazar y resumir los temas. Transmite y comunica con tu audiencia, enlazando con los puntos de tu historia y con ellos, con sus propias vivencias. Se trata de hablarles de tú a tú, para establecer un nexo único entre vosotros.
  2. Mantener la atención de toda la audiencia (definir formas). El tono de tu voz es importantísimo. Necesitas mirar a tu público para sentir cómo están recibiendo el mensaje.
  3. Adaptar el lenguaje y el ritmo. Usa un lenguaje que se adapte y conecte con tu público. A su ritmo. Recuerda que estás a su servicio. De esta forma, les podrás transmitir tu entusiasmo y vehemencia para convencerles y atraerles, si ellos quieren. Sin obligación. Imagínate como un faro. Estás allí, con tu intensa luz, y los barcos se acercan a ti, si ellos quieren. Tú eres un faro, invita a que compartan y den validez a tu mensaje.

La tercera fase sería  la “Conclusión y cierre”. Las etapas de esta fase son:

  1. Anunciar el final de forma verbal o no verbal. Lo mismo que has hecho al principio pero para finalizar. Comunica que vas a finalizar.
  2. Recopilar los puntos tratados. Resumen de aquellos puntos más importantes para que vuelva a resonar en tu audiencia.
  3. Retomar el objetivo inicial. La frase concreta. Esa idea brillante que aporta valor.
  4. Involucrar a la audiencia. Yo suelo utilizar algo gracioso y positivo para dejarles con una sonrisa.
  5. Cerrar afectivamente. Agradecer de verdad y desde tu interior el tiempo que te han dedicado.

Estos son los pasos básicos de toda presentación. Ahora tienes que tomarlos como patrón y adaptarlos a tu gusto y personalidad.

Me gustaría que comentaras algunos de tus trucos para presentaciones en público. Bien que utilices o que hayas observado en otros.

Comparte este artículo en tus redes sociales. Muchas gracias.

Pin It

Un pensamiento en “Pasos básicos para hacer una presentación en público

  1. Los consejos para una presentación en público la hacen ver como una tarea sencilla, tanto que uno puede relajarse al pensar que si se sigue la ruta señalada llegaremos al éxito de nuestra presentación. Me encantó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.