¿Nuevas terapias para librarse de las enfermedades autoinmunes?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en 2020, dos tercios de todas las enfermedades en todo el mundo serán el resultado de un estilo de vida. Actualmente, las principales causas de muerte en los Estados Unidos son el estilo de vida relacionados con: la mala alimentación, falta de ejercicio, la obesidad, el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol.

Según la Organización Mundial de la Salud, se ha proyectado que, para el año 2020, las enfermedades crónicas representarán casi tres cuartas partes de todas las muertes en todo el mundo. Las enfermedades crónicas son mayormente prevenibles. La mayoría de las enfermedades responden al estilo de vida según la OMS (la mala alimentación, la falta de ejercicio, la obesidad, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol(1), sumado a la falta de descanso, y el estrés crónico que a menudo es la última gota que rebalsa el vaso y desencadena diferentes enfermedades, un grupo de ellas son las llamadas enfermedades autoinmunes.

post-enfermedadAutoinmune

Probablemente alguno de nosotros alguna vez escuchamos hablar de alguna persona que tenga artritis reumatoide, enfermedad de Hashimoto, lupus, esclerodermia, psoriasis, vitíligo (esas personas que tienen algunas manchas blancas en su piel), fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn, la enfermedad celíaca, y la tan temida esclerosis múltiple que puede ser capaz de dejar a la persona postrada en una silla de ruedas, ciega y muda en sus casos más extremos. Dichas enfermedades se clasifican dentro de un conjunto de enfermedades denominadas enfermedades autoinmunes (‘auto’=’a sí mismo’, ‘propio’ / ‘inmune’= defensa)

Las mismas ocurren cuando los glóbulos blancos (policías de la sangre) que nos tendrían que proteger de los invasores externos (bacterias, virus y otros microorganismos), se vuelven contra nosotros y comienzan ataca nuestros tejidos y órganos. Ej: Si atacan las articulaciones a esta enfermedad se la llama artritis reumatoide, si se vuelven en contra de su glándula tiroides, Ud. padecerá de tiroiditis de Hashimoto, que es la causa más común de hipotiroidismo.

¿Cómo se producen las mismas?

Existen diferentes teorías, pero podemos decir con certeza que la predisposición genética acompañada de un estilo de vida no saludable es una de las principales causales del desarrollo de las mismas. Algunas cosas que se ven en común en pacientes con enfermedades autoinmunes:

1. Predisposición genética

Algún familiar tuvo enfermedades autoinmunes.

2. Alimentación carente de nutrientes esenciales y consumo de alimentos no saludables

Una teoría es que sustancias extrañas que acompañan a una alimentación no saludable pasan al torrente sanguíneo, (pudiendo haber alteración de la permeabilidad del intestino) y estos extraños (antígenos) se posan en ciertos órganos, siendo atacados los órganos de nuestro cuerpo por ser reconocidos como extraños.
Una segunda teoría sostiene que estas sustancias extrañas específicas (moléculas) se parecen mucho a ciertas partes de nuestro cuerpo. El sistema de defensa los confunde y ataca estas sustancias al mismo tiempo que ataca nuestro cuerpo por error.

3. Falta de vitamina D o resistencia a la misma

La deficiencia de la exposición a la luz solar muy común por la vida urbana moderna (sumada al uso indiscriminado de protectores solares) conducen a un aumento creciente de enfermedades que van en crecimiento, que afectan a casi todos los órganos y sistemas del cuerpo, las enfermedades más notorias son las infecciosas y autoinmunes.
Existe a nivel mundial una pandemia de carencia de vitamina D, la “vitamina” que nuestro cuerpo forma por exponernos al sol. Tal carencia aumenta el riesgo de un sinnúmero de enfermedades, y en especial las autoinmunes.
La vitamina D es un potente inmunomodulador de la respuesta inmunológica. Ayuda a regulador el sistema inmune. No deprime el sistema inmune, más bien lo regula y lo fortalece para combatir un sinnúmero de infecciones numerosos estudios científicos así lo demuestran y como en el pasado se utilizaba la helioterapia para el tratamiento de la tuberculosis.
El colecalciferol (“vitamina” D) está actualmente reconocido no solamente como una sustancia esteroide (hormonal), sino como necesario para la regulación de 229 funciones (genes) en todas nuestras células. Y producido principalmente por la exposición de la piel al sol, siendo encontrado en cantidades mínimas en los alimentos, insuficientes para la ejecución de sus numerosas funciones biológicas.
La vitamina D tiene efectos tróficos del sistema nervioso, efectos antioxidantes, estimula a las propias células a producir glutatión y ellas produce factores neurotrópicos (sustancias que mantienen vivas las células nerviosas) – células de la glía – astrocitos – favoreciendo así la prevención de enfermedades neurodegenerativas (parkinson, alzehimer).

4. Estrés crónico

Estrés, ¿Quién podría decir que está libre de estrés? ¿Quien podría decir que no tiene problemas, preocupaciones, y cargas en esta vida? La mente no tiene la capacidad de diferenciar entre el mundo real y el irreal, y cada vez que tenemos un pensamiento nuestro cuerpo reacciona internamente y químicamente produciendo un sinnúmero de sustancias como si el problema estaría pasando aquí y ahora en el presente. El cuerpo lo vive como una realidad, al cuerpo no le importa que pueda ser un suceso que podría llegar a ocurrir o que ya ocurrió. Cada vez que usted se preocupa el cuerpo vive esto en forma muy real, lo cual afecta la salud y en especial puede desestabilizar el sistema inmune. Algo que es común en los pacientes con enfermedades autoinmunes es que previo a que se desarrolle la enfermedad, han tenido momentos de mucha tensión, aflicción, algo en su vida dio un giro inesperado y los “aplasto”, pudo haber sido una enfermedad de un pariente o el cónyuge, un divorcio, una crisis económica, exceso de trabajo u otros excesos, una injusticia, un abuso, una decepción que en algunos produjo enojo, rabia, ira, frustración a tal punto de querer explotar externamente volcando toda su rabia contra esa persona culpable pero al no tener el coraje de hacerlo o saber que no es lo correcto, explotaron por dentro, se hirvieron en sus propio caldo (hormonas y sustancias toxicas) como así lo dice la jerga popular y así fue el comienzo de la enfermedad autoinmune.

Tengo una enfermedad autoinmune, ¿Qué debo de hacer? ¿Cuáles son las nuevas terapias?

Puede ser que este conforme con la terapia que está siguiendo hasta el momento, de igual modo le recomiendo que acompañe su medicación de cambios en su estilo de vida, que tenga una alimentación saludable con abundante cantidad de frutas y verduras, en especial verduras de hojas verdes, alimentos integrales , oleaginosas y legumbres.

Es preciso que conozca que las enfermedades autoinmunes son parientas entre sí, y que si desarrollo una enfermedad autoinmune esta en mayor riesgo de desarrollar otra con el tiempo, no quiere decir que esto ocurra, pero puede suceder. Y de ahí el deseo de motivarlo o motivarla a realizar cambios en su estilo de vida para que pueda vivir una vida plena y sin sufrimientos.
El Dr. Michael Glade es un eminente especialista en nutrición, educador e investigador, destacado por su evaluación experta de la evidencia revisada por colegas en la Administración de drogas y alimentos (FDA) en la evaluación de declaración de propiedades saludables, recomienda después de una cuidadosa revisión de la literatura muestra que 10.000 UI de vitamina D por día son necesarios para maximizar los beneficios en la salud en los adultos sanos(2). Por ello recomiendo que se realice un dosaje sanguíneo de vitamina D y normalice dichos niveles tanto para sanos y enfermos.
Una vez instalada la enfermedad se requieren dosis muy altas de colecalciferol (vitamina D) para que inactivar la misma, no sólo para compensar esta resistencia parcial, sino también para “borrar” la memoria inmune a la información falsa de que una parte del cuerpo debe ser tratado como un microorganismo invasor.

Para la supresión de dichas dolencias auto inmunitarias se da 1000 UI por kilogramo de peso por día. Esta dosis es individualizada, puede ser menos o puede ser más. Dependiendo del paciente. Y la dosis se ajusta según los niveles de parathormona. Y cuando llegan al valor indicado se puede mantener la enfermedad en remisión (reversión de la enfermedad). Se toman precauciones retirando los alimentos que son ricos en calcio, básicamente leche y sus derivados y los alimentos que son artificialmente enriquecidos con calcio, además de la hidratación abundante de 2 litros y medio a tres litros de agua en forma diaria. Tomando estas medidas preventivas tales dosis son seguras, donde no hay riesgo de la complicación más temida que es la nefrocalcinosis. Una vez realizado esto las dosis de vitamina D deben de ser controladas periódicamente en forma ambulatorial, laboratorial para ver si están siguiendo la dieta prescripta y los consejos médicos establecidos.

Por último, y no por ello menos importante hay que tener en cuenta la parte emocional de la persona, recordemos que un 90% de las enfermedades comienzan en la mente y después se hacen reales, no siendo la excepción las enfermedades autoinmunes por lo comentado anteriormente, por lo cual es fundamental para que el tratamiento sea efectivo, la persona debe de estar tranquila, no en un estado de nerviosísimo, ni en un estado de tensión constante esperando que una catástrofe ocurra, u manejo efectivo del estrés es esencial para el restablecimiento de la salud del paciente.

Fuente:
1. 2. Background. 2.1. The global burden of chronic.
2. Glade, Michael J., Nutrition, 28 (4), p.344-356, Apr 2012.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.