El Backstage de un libro traducido

El placer de llevar a otro idioma textos médicos tan importantes como “Sobotta. Histología“, con la colaboración de Thomas Deller y el complemento de una amplia trayectoria médica, han llevado al Dr. Jorge Horacio Negrete a contribuir con el aprendizaje de muchos alumnos de la Licenciatura en Medicina en países de habla hispana.

El Backstage de un libro traducido

¿Cómo inició el gusto por la traducción?

No fue algo para lo que haya estudiado, sin embargo, me gustan los idiomas y cuando era estudiante  me ofrecieron corregir algunos textos médicos que traductores no podían trasladar. Después me ofrecieron traducir un Atlas de Hematología con fotos procedentes del Reino Unido y fue como inicié; hablo inglés, alemán y estudié japonés, no lo hablo al 100% pero puedo leer lo que está escrito.

¿Cuáles son los elementos que se deben tomar en cuenta para realizar una traducción?

Lo más importante es conocer el idioma en el que está escrito el texto original y el tema del que habla en los idiomas de origen y a los que se traduce;  entender el original, hacer una versión en castellano, a veces hay que cambiar palabras para que pueda entenderse donde se va a leer, ya que si se traduce literalmente suele no entenderse bien. El castellano es muy difícil y en cada lugar donde se habla es distinto, tengo que tratar de buscar palabras que se entiendan en varias partes y así el lector podrá identificarlo,  por ejemplo: lo que los argentinos llamamos “guardapolvo” en España se le dice “bata”; podemos usar guardapolvo para que se entienda en Chile, Argentina pero también añado “bata” para que se entienda el sinónimo.
Posteriormente, se realiza un borrador, pero no es un borrador final que pueda entregarse, sino que es un borrador que debe revisarse una y otra vez para estar seguro de que la traducción se pueda leer con la idea original del autor.
Aproximadamente se lee tres veces el texto original por párrafo o la parte que se necesite revisar y tres veces el borrador para comparar los textos, revisando que no se modifique algún concepto o parte de la información. Incluso, yo no traduzco los errores que la obra pueda tener, si veo alguno, lo corrijo y lo plasmo correctamente.
Por ejemplo la obra “Welsch. Sobotta. Histología” me llevó alrededor de 8 meses.
El trabajo del traductor es complicado, debe mantener la idea del autor y del texto original, aunque sea con palabras distintas pero sin salir de su línea.
El objetivo de la traducción es que sea un texto útil para el estudiante y si encuentro un error en el texto original, lo modifico en la traducción.
Soy muy puntual con el texto que traduzco, tengo una responsabilidad muy grande y una obsesión por obtener un trabajo pulcro ya que la ciencia es muy precisa.

¿Ha tenido algún inconveniente con alguna traducción?

Hace tiempo revisé un texto de Histología, no recuerdo el nombre pero un asesor de autor no le gustó una vocablo que usé… “Adenómero” (porción secretora), palabra que usualmente uso en mis versiones en castellano. Finalmente aceptó mi moción, ya que le mostré la fuente de dónde provenía esa palabra.

¿Ha conocido a algún autor de las obras que ha traducido?

Sí, conocí al Dr. Ross y me encantaría conocer a muchos más pero a veces no coincidimos, por ejemplo con el Dr. Welsch quien se encuentra en Alemania pero con el que nunca he coincidido, también al Dr. Rapahel Rubin en Estados Unidos y al Dr. Ruy Pérez Tamayo, he supervisado su libro que publicó en Inglés “Introducción a la Patología”, un libro hermoso del que lamento que no haya una nueva edición.

¿Qué satisfacción le genera ser el traductor de grandes obras?

Me parece que es una forma de hacer algo por el prójimo y cuando saben que tú eres el traductor de una de sus obras favoritas se emocionan y te transmiten ese sentimiento. Ésto me pasó el mes pasado en la Universidad Autónoma de Madrid, a través de un colega  del departamento de Histología, me presentaron uno de los alumnos y el joven realmente se mostró emocionado porque le gusta el libro.

Negrete

¿Qué mensaje le gustaría compartir con relación a la piratería en libros que vivimos en todo el mundo?

Mi mensaje principal tiene que ver con las bibliotecas: deben adquirir mayor material para que el alumno tenga esa fuente disponible cuando la necesite.

Biografía

Dr. Jorge Horacio Negrete

Médico nacido en San Isidro, provincia de Buenos Aires, Argentina.

  • Director y profesor del Departamento de Histología y Embriología, y del Departamento de Biología Molecular de la Escuela de Ciencias Médicas, Universidad Católica de Cuyo, Argentina
  • Profesor Asociado Adjunto del Departamento de Anatomía y Biología Regenerativa de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud, Universidad George Washington. Washington DC, EEUU.
  • Profesor Asociado Adjunto del Departamento de Bioquímica, y Biología Celular y Molecular de la Escuela de Medicina, Universidad Georgetown. Washington DC, EEUU

Ha trabajado con nuestra casa editorial en la traducción al español de grandes textos como: “Sobotta. Histología“”, con la colaboración de Thomas Deller , “Histología. Texto y Atlas Color con Biología Celular y Molecular”, “Geneser. Histología”, entre otros. Domina los idiomas: Español, Inglés y Alemán.
Su experiencia en la docencia le ha llevado a ser un maestro en la capacidad de analizar las necesidades en las formas de aprendizaje con los alumnos,  guiándolos hacia una mejor retención del conocimiento”

Pin It

Un pensamiento en “El Backstage de un libro traducido

  1. Es muy interesante y muy cierto todo lo que dice sobre nuestra profesión como traductor, el trabajo que supone y lo que representa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.