Día Mundial de la lucha contra el SIDA

Desde hace 27 años, el primero de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha Contra el SIDA. A propósito de ello, desde organizaciones de estudiantes de Medicina como AJIEMCA (comité local de IFMSA-Spain en Cantabria) se llevan a cabo actividades de diversa índole con el fin de atraer la atención de los jóvenes para así informarles sobre esta enfermedad.

post-DiaMundialLuchaContraSIDA

A pesar de que hace más de  30 años que se identificó el virus, el VIH/SIDA sigue siendo uno de los mayores problemas de salud pública a nivel mundial. Esto se debe, en parte, a que aún no existe un tratamiento curativo ni una vacuna eficaz contra esta enfermedad. No obstante, actualmente, gracias al desarrollo de los antirretrovirales, las personas VIH-positivas viven más tiempo y en mejores condiciones. Sin embargo, de nada sirven estos avances en aquellos países de rentas medias y bajas en los cuales la población no tiene acceso a estos medicamentos. Aunque aún se desconozca la cura definitiva para esta dolencia, sí que se conocen las vías de transmisión del virus y en ellas inciden las campañas de concienciación para evitar la aparición de nuevos casos.

La estigmatización y el pavor que acompañó al descubrimiento del SIDA en la década de los 80 se siguieron de intensas campañas informativas y una gran concienciación social que permitieron una ligera disminución del índice de infección con VIH en los países occidentales. Desgraciadamente, a finales de la década de los 90 apareció un repunte de infecciones en algunos de estos Estados, atribuido a una nueva generación que no era consciente de los riesgos que suponían las prácticas sexuales inseguras. Así mismo, en los países más desfavorecidos, especialmente de la zona central y sur de África, hay unos índices de infección extremadamente altos debido a las malas condiciones económicas y a la falta de educación sexual.

Por tanto, es evidente la importancia y necesidad de programas de información y concienciación social sobre el SIDA, máxime tras los inquietantes datos epidemiológicos recogidos recientemente. Además, resultan laudables las iniciativas de organizaciones como AJIEMCA que ofrecen, por una parte, una labor social y, por otra parte, la posibilidad de complementar la formación recibida en las aulas.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.