¿Cómo trabajamos? El departamento editorial

Para conocer el entramado de una editorial científica, en Panamericana hemos decidido hacer un viaje por nuestros departamentos. Con motivo de La Semana del Libro, vamos a empezar por el departamento editorial y hemos hablado con Elena Feduchi, directora de contenidos editoriales, y con Jose Carlos Cabrero, editor. Hemos recopilado lo que nos han contado y os explicamos aquí qué hace y cómo se trabaja.

post-departamentoEditorial

En el departamento editorial de Panamericana, se trabaja en tres direcciones:

  1. Búsqueda de autores y temas para desarrollar nuevas obras. Panamericana tiene marcada una clara línea editorial, donde se apuesta siempre por la excelencia y actualidad de sus contenidos. Siguiendo estas pautas y tras un estudio del mercado y las necesidades tanto del sector profesional como del docente, se buscan autores que puedan cubrir estas exigencias.

  2. Revisión, evaluación y seguimiento de los textos. Vamos a ver este más en profundidad durante el post.

  3. La edición técnica que coordina los contenidos con el autor y que en nuestra editorial diferenciamos como otro departamento el de producción.

Cuando un texto llega hasta el departamento editorial, ya sea porque se ha buscado a los profesionales para que lo elaboren o bien porque un autor se ha puesto en contacto con la editorial para proponer un proyecto, se hace una evaluación de la idea, en el que se pasa una encuesta al autor, en la que se le pregunta por qué quiere hacer el libro, a quién va dirigido y la extensión del mismo.

Después de la encuesta, el autor pasa el índice más un capítulo de modelo. Los editores desmenuzan el proyecto, lo analizan y lo preparan para que el comité editorial decida.

En algunas ocasiones hay que apoyarse en un evaluador científico de la especialidad. Si se da el visto bueno, se hace una evaluación financiera en la que se tiene en cuenta la extensión, las ilustraciones necesarias, cuántos ejemplares se estiman que el mercado va a demandar… Panamericana está presente en todos los países hispanoparlantes, por lo que se tiene en cuenta el mercado latinoamericano y español. Con el presupuesto preparado, se evalúa la viabilidad. Una vez se aprueba a nivel científico-técnico y  financiero se firma el contrato con el autor, donde se establece un plazo de entrega del texto.

El trabajo mano a mano entre el autor y el editor empieza ahora. El editor explica al autor y coordinadores de la obra (si los hubiera), las normas editoriales: estructura que deben tener los capítulos dependiendo de a quién va dirigido, pautas de escritura, extensión que debe tener cada capítulo, el formato de entrega de los materiales, tipo de materiales: imágenes, vídeos, casos clínicos… Además, es en esta parte cuando se proponen posibles cambios y mejoras tanto en el índice como en los contenidos. Se acompaña al autor a lo largo de toda la elaboración del libro.

Una vez el autor entrega el material se revisa que se han cumplido las pautas (extensión y estructura) y se valida que los contenidos son los correctos. En este punto se hace un informe de seguimiento para el departamento de producción que será el siguiente en entrar en acción.

José Carlos nos asegura que un editor necesita un cierto grado de inconsciencia. Además, debe conocer cómo las formas y hábitos de lectura están cambiando. Ha habido una merma en la compra y adquisición de libros en papel y es importante apoyar y evaluar nuevos modelos editoriales.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.